viernes, 27 de junio de 2008

¡¡¡¡¡A POR ELLOS¡¡¡¡¡¡















Não acredito¡¡¡ España ha pasado de cuartos¡¡¡ Qué emoción, qué partido, qué ambientazo¡¡¡

Eugenio, nuestro contable, el hombre que me hace reír hasta en la peor de mis mañanas, nos invitó a su casa para asistir al jogo, que dicen aquí (algo estoy aprendiendo). Después de un uso experimental del transporte público en terreno desconocido que me costó mi segunda crisis matrimonial (Eva y yo nos dimos un agradable paseo de media hora hasta encontrar la casa), llegamos al terreno de juego. El equipo ya estaba calentando: Ferrán, Marty, el fan entre los fans, Elene, Sergio, Carlos, Alvarito que de repente se ha vuelto futbolero, Enrique y su novia Lana, Antonio nuestro analista y por supuesto Eugenio, con su gorra de la selección en plan Daniel el travieso. Todos con ganas y todavía con algo de fe en nuestro equipo (con los precedentes que tenemos, un poco de fe ya es todo un mérito).

¡Cómo se lo curró¡ Bandera de España, vinito (tinto, blanco y rosado), champán, gambas, pimientos asados, lomo y de platos fuertes, conejo con garbanzos, marmitako y lentejas. Olé para el cocinero. ¡Nossa senhora, qué lentejas¡ Todo buenísimo. Ya decía Elene que podíamos hacer de estas comilonas domingueras una sana costumbre. La fe fue aumentando a medida que avanzaba el partido, fuimos mejores, pero al llegar a los penalties.........ufffffff, pensé que sería lo de siempre. Fallan uno. Marcamos. Marcan. Fallamos. Bffffffff. Tensión en el ambiente. Fallan. Marcamos. Cesc y........explosión de júbilo en las gradas. "¡Esto no lo ha visto nadie de nuestra generación¡". Y encima a Italia, vengando a Luis Enrique, aunque ya de puestos podía haber sido a los gabachos.........

Y llegaron las copas, las sevillanas y los bailes. Alegría en el ambiente. Sale Boomer, el perro de Eugenio. Al principio acojonada, pero luego lo acaricié y todo, es precioso. Llegaron la mujer de Antonio y su hija pequeña, Manuela; guapísima y con carácter, como debe ser. Estuve un buen rato jugando con ella. ¿Qué coño me está pasando? En fin, que genial. Muchas gracias, Eugenio, fue una pasada.
Después nos unimos a los demás en las inevitables celebraciones. Nunca había ido tan bien acompañada en un coche ;-P El O no había tenido (pero tendrá en el futuro, este domingo sin ir más lejos) tanto sabor español. Unos 30, más o menos. La creme de la creme de los expatriados. Con bandera incluida, y cantando a voces el a por ellos (la del alcohol no hizo falta, se respiraba en el ambiente). Casi lo único que recuerdo es que había mucha gente y que me lo pasé muy bien. No es mal balance para una noche.
El de Rusia no pude verlo por asuntos laborales, que pueden resumirse en que soy una pringada; una putada, pero tuve a varios locutores retransmitiendome los resultados mientras yo me aburría en una feria de franquicias.
El domingo promete ser apoteósico. Lo dicho: ¡¡¡¡ A POR ELLOS ¡¡¡¡






sábado, 21 de junio de 2008

EL SABOR DE LAS COSAS















Semana agitada, mucha vida social. Lunes de Grey, martes de cine (Sexo en NY, la peor peli que haya visto jamás en el cine), miércoles descanso, y jueves......empieza el finde.


Gente nueva, que se agradece; han venido cinco amigos cántabros de Juan, que me han traído queso picón (Eva y yo tuvimos un orgasmo gastronómico), un soplo de aire fresco y mucha alegría. Son encantadores. Ya el domingo pasado les llevamos a conocer el clásico entre los clásicos, el O, y salieron encantados. El jueves concierto (otra vez) de Funk como le gusta, que no defraudaron, unas cuantas caipis y de postre, un poquito de guitarra.


Y el viernes.......el FIESTÓN. Peazo churrasco en casa de Enrique. Con banda y todo. Al principio no éramos muchos, pero la cosa se fue animando y acabamos (acabaron) robando micro y guitarra a la banda y cantando todos los grandes éxitos brasileños y españoles que nos sabemos, que no son pocos. Jeje, me emocioné bastante y creo que más que cantar, berreaba.......pero me da igual, a pesar de los pesares, ha sido una de mis mejores noches en Brasil. Me había olvidado del sabor que tienen las cosas........Alvarito lo dió todo, un nuevo fichaje del Copca secuestró la guitarra media tarde, Marty y Miki tuvieron también sus minutillos de tocar (lo que les dejaron) y Elena, Bego y yo fuimos las cantantes más entregadas.......


Pues eso. Buena comida, muy buenísima compañía, los de la banda muy enrrollados, una guitarra y mil cánticos. No necesito más.......por cierto, dado el éxito de esta primera convocatoria, habrá más fiestones del estilo, publicitados en este blog: http://www.exportatres.blogspot.com/ (para que veáis lo que curran estos chicos.........). Después, todos al Rey Castro, un peligro de bar......al final nos desperdigamos un poquillo y yo me retire prontito y a la francesa, en mi línea........

En fin, unas fotillos.....los vídeos no tienen desperdicio, pero necesito pedir permiso a los protas.....

domingo, 15 de junio de 2008

...NI UN MINISTRO....












Semana de eventos. Somos gente ocupada, con una agenda apretadísima....el lunes, las ya clásicas cañas pre-sesión de Anatomía de Grey. Unas pizzas y a disfrutar del tremendo Dr. Macizo (nossa, qué hombre¡¡¡).
Martes, partido de España. Nos dejaron escaparnos del curro y animamos a la furia roja desde una lanchonette; montamos bastante el número, por cierto....todos sabemos que no vamos a pasar de cuartos, pero disfrutamos de los cuatro golazos. Marty, fan número 1, no va a quitarse la camiseta de la selección hasta que perdamos, así que ni tan mal no llegar a semifinales...
Y, por la noche, cumple de Elena, becaria de la Cámara de Madrid. Fiesta sorpresa en su casa; esta vez nadie se despistó y, después de miles de mails durante el día (Lucas estaba superpreocupado), la sorpresa salió bien. No faltó de ná: tortillas, tarta(s), cervecillas, regalos, risas, musiquita....no sé qué opinaría su facineira cuando vió el panorama al día siguiente...en fin, buena fiesta y buena compañía. ¡¡Muchas felicidades, guapa¡¡
Miércoles, evento de trabajo: "Degusta España". Algunas de nuestras mejores empresas de alimentación intentando abrirse camino en el mercado brasileño. Conferencias de chefs españoles explicando el por qué de mariconadas tales como la tortilla de patata deconstruida. Ronda de degustaciones por los stands: mi primera vez deCincoJotas (no es para tanto, pero después de meses sin probar jamón de verdad....), un buen Ribera, queso, pulpo y mejillones, lomo, chocolate Valor de postre...... y de remate, el coquetel, con tapitas elaboradas por los chefs que daban las conferencias: ajoblanco con cebolla caramelizada, migas con gazpacho, bacalao, chupachups de foie......todos los becarios de Sao Paulo revoloteando alrededor de los pobres camareros, intentando no parecer muy ansiosos y también intentando que no se nos escapase ni un plato...ayyy, pero qué duro es trabajar........
Jueves, día dos namorados. De los tontos, como dice uno que yo me sé. Menos mal que ya pasó porque estaba hasta los huevos de ver corazoncitos y chorradas por todas partes. Yo lo celebré con mi pibita con una cena de gala: vinito, mejillones, pulpo y tofu (no lo compréis nunca) que nos agenciamos el día anterior. El vino calentó el alma y puso punto y final (espero que definitivo) a la crisis de la lavadora....si es que Evita es mi único gran amor brasileño, no sé qué haría sin ella...Y, para inaugurar el finde, noche en el Morrison; rock en directo (ya hacía falta), unas copillas y buena compañía.......
Lo malo fue, como siempre, el día siguiente. Creo que mi cuerpo empieza a querer decirme que ya no está para estos trotes, pero en fin, para lo que nos queda en el convento...... ;-P

viernes, 13 de junio de 2008

miércoles, 11 de junio de 2008

ÉRASE UNA VEZ UNA LAVADORA













La acumulación de eventos varios difumina la línea cada vez más fina que separa mis fines de semana del resto de días. Mejor, me lo ha recetado mi médico.



La semana pasada el finde empezó el jueves, con el concierto (otra vez) de uno de mis grupos favoritos, Funk como le gusta. Lo necesitaba, y no defraudó. Pero claro, a noches alegres.....triste mañanita de viernes, y un día entero fuera de la circulación. ´



El sábado volvimos a ponernos en acción, bien prontito (8h), esta vez para hacer algo diferente: colaborar con una asociación (Acer) que ayuda a los niños de una barriada pobre de São Paulo. La asociación había organizado un mercadillo de ropa usada para obtener fondos para su biblioteca y otras actividades con las que pretenden mejorar el barrio. Total, allí 15 españoles doblando y colocando ropa (mira que hacer fuera lo que no hago en casa), pintando a los niños.....después el director de la asociación nos estuvo explicando las condiciones (difíciles) del barrio y las actividades que llevan a cabo desde Acer. La verdad es que no considero que ayudásemos mucho, pero fue muy interesante pasar una mañana conociendo otra realidad, la que me temo que es la realidad de la mayoría de los habitantes de São Paulo y que a nosotros nos queda tan lejos.



Después, volvimos a lo que mejor sabemos hacer. Comilona en el Consulado Mineiro (un restaurante de cocina del estado de Minas Gerais), copa, puro, sobremesa a la española y todos los cánticos regionales de España. Lo mejor de la tarde, cómo me gusta cantar¡¡¡¡ Y los camareros encantados con nosotros.....A media tarde, aunque ya de noche, nos fuimos al Teta's, un bar de jazz (aunque por el nombre pudiera parecer otra cosa, lo cual tampoco sería tan raro), con música guay pero un poco cortarrollos para ese momento, la verdad. Más copitas de esquenta antes de ir al GARITO de São Paulo, mi paraíso: el Ze Presidente. Rollo casa okupa, con performances raras (había una tía vestida con un burka y un tío metido en un cuadro), un dueño superamable que vivía en la casa de al lado, una terracita y todos los rastosos de São Paulo concentrados y reunidos para mí....;-) Tengo que volver y explorarlo, porque no me moví de la barra, feliz con mi cerveza barata (1euro la lata, yuju¡¡¡) y mis conversaciones musicales con Juan y Elene....De ahí ya nos batimos en retirada, porque esto de madrugar es muy duro....


El domingo ocurrió algo que parece ha marcado un antes y un después en mi vida familiar-conyugal. Resulta que de un tiempo a esta parte, no me explico por qué, tengo insomnio y me despierto a horas intempestivas (8 de la mañana) y no consigo volver a dormir. Total, que después de un rato remoloneando e intentando (sin éxito) conciliar el sueño, decidí poner nuestra lavadora-avión que está al lado del cuarto de Eva; en mi defensa diré que era una urgencia de ropa limpia y que eran las 10 de la mañana, que tampoco es tan mala hora.......El resultado fue que mi querida Evita secagóenmimuertopisaos y llevo oyendo hablar de la lavadora toda la semana....y lo que te rondaré morena. Si a alguien le interesa la versión de la interesada (valga la redundancia), le remito a su blog (a ver si se anima el contador de visitas)....Bueno, primer amago de pelea, que al final son la sal de la vida (una peleita de vez en cuando) ;-). Por lo demás domingo tranqui y sin sobresaltos, sin salir de casa (en un proyecto de ahorro) y bastante agustito a mi bola, con mi musiquita y mis pelis.....Lo malo es que dejé de ganar 50 reales y perdí un poco de orgullo y una apuesta.


Lunes, nueva semana y un no parar......que ya contaré, que me he cansado.......

miércoles, 4 de junio de 2008

...SÓLO ME HAS ROZADO....

....sobre los fallos de cálculo....

http://www.youtube.com/watch?v=qu9JRifS7F4

Y sobre los aciertos, como el de la foto, cuyos derechos tengo que agradecer a mi señor padre, Rafael Álvarez Cacho (que nadie la copie sin permiso¡¡¡).

A veces una canción y una imagen valen más que mil palabras....

Por cierto, más fotos del artista:

http://www.diputaciondevalladolid.es/arte_valladolid/1/313/galerias.shtml?idplantilla_album=72&idlayout=41&vista=album&idalbum=650&palbum=0

domingo, 1 de junio de 2008

LA REALIDAD ES UN EFECTO PRODUCIDO.....


A lo bueno se acostumbra una rápido. Yo sólo he necesitado cuatro días para malacostumbrarme.
A viajar en proa, a las caricias del sol, al sonido de las olas, al viento en la cara, al cielo lleno de estrellas, a la luz preciosa y los colores de los anocheceres sin prisa, en el mar. Como un espejismo.
Ahora, sólo una semana después, ha vuelto lo de siempre, el invierno, la lluvia, el frío, el tráfico, el asfalto, los días grises. Y el cambio me está resultando un poco....surrealista......
Que salga el sol por donde quiera....... pero que salga.

POSTALES DEL PARAÍSO




























El verano volvió a visitarnos brevemente y llenó nuestros días de perfectos cielos azules, rayos de sol acariciándonos la cara y otra vez camisetas de tirantes. Hubo suerte y el clima maravilloso coincidió con un puente, así que tras algunas indecisiones, pusimos rumbo a la playa el jueves por la mañana prontito para evitar el peazo de atasco (estaba cantado) del miércoles por la noche.

Primera parada: Itamambuca, una playa preciosa en la costa de Ubatuba. Había estado antes en esta zona, pero no fui a la playa adecuada y la comparación sería como un Benidorm-calita menorquina, una cosa así. Baños, paseos, tostarse al sol vuelta y vuelta, cañita en el chiringuito, pescadito, siesta....no faltó de ná. Sólo montar el campamento y dormir allí.....hubiese sido perfecto; nos quedamos hasta que se hizo de noche, la playa para nosotros, cubiertos por un manto de estrellas (perdón por la cursilada). Un momento fugaz de paz y felicidad. Pero había que irse. Destino: Angra dos Reis. Llegamos tarde a nuestra pousada. Un pueblo horroroso, pero la luz del día nos reservaba una maravillosa sorpresa.


Última foto a la izquierda: vistas desde la ventana de mi cuarto. Da gusto amanecer así, tomar el cafelito mañanero con ese paisaje. Esa mañana nos reunimos con la otra mitad del grupo (Eva, Ferrán, Elene, Sergio) y cruzamos en barco a una cala en la islita de enfrente; durante unas horas tuvimos a nuestra disposición las palmeras, el agua esmeralda y el chiringuito (la dura vida del becario) pero comenzó el desembarco de otros domingueros y la cosa perdió su gracia. A las 5 cogimos el barco hacia Ilha Grande.

Ilha Grande es un reducto turístico pero agradable, con cierto ambientillo hippy, donde no pueden circular coches y el tiempo transcurre lentamente. Parrillada de marisco con vino blanco (menos mal que Evita y yo nos entendemos tan bien) en una terraza sobre la arena; caipis, canciones, chistes, risas y concurso de imitadores de Chiquito, con una clara y contundente (jur jur) ganadora ;-)

El sábado, con menos resaca de la esperada, embarcamos (sí, he cogido unos cuantos barcos) para llegar a Lopes Mendes, la que dicen es la segunda playa más bonita de Brasil y desde luego la mejor en que yo haya estado en mi vida. Enorme, cuidada, relativamente vacía, arena blanca y finísima, olas enormes como las del Cantábrico, azules y perfectas.....me quedé embobada viéndolas romper. Jugamos con las olas como niños, paseamos....yo me pasé el día intentando retener en la memoria imágenes de ese rincón maravilloso del mundo, para poder revivir esos momentos cuando lleguen épocas de escasez, de escasez de belleza, y de tranquilidad, y de alegría. De noche, otro homenaje gastronómico aunque si copilla final, me caía de sueño....


Domingo, último día. Procuramos no pensarlo. Alquilamos unos kayaks y nos vamos a explorar la isla; unos llegan más lejos que otros, claro. Parecemos de Verano Azul. Eva y yo ponemos a prueba, con un kayak de dos, nuestra perfecta coordinación fruto de meses de convivencia; yo nos pondría muy buena nota, la verdad, parecemos remeras de Cambridge y nos echamos unas risas (aunque me temo que los demás también). Nos pasamos el día en una calita desierta, esta vez sí que sí, sólo para nosotros. Mi compi y yo practicamos con el kayak individual y descubrimos que es un poquito más fácil de manejar, así que damos en cambiazo a Lucas y Sergio. Azuzados por el hambre, buscamos una playita con chiringuito, donde (con ciertos apuros financieros) comemos la moqueca (una especie de caldereta de pescado y marisco) más rica que he probado; también puede ser que el esfuerzo de remar (o sea, mover un poquito el culo para variar) me abriese especialmente el apetito......Vuelta a puerto con prisas (perdíamos el barco de vuelta), pena, y a contracorriente, casi me dejo los brazos en el intento......


Cogemos el barco para volver a Angra, al coche y a la realidad. Largo viaje de vuelta, de noche, intentando (sin mucho éxito) no dormirme para dar palique a los conductores. Fin de la escapada.